En 1908 “Kasato Maru”, un barco de pasajeros, llegó a Brasil con los primeros inmigrantes japoneses. Con ellos llegaron también los preciados ingredientes y recetas de una tierra lejana, exótica y desconocida entonces. Más de cien años después la tradición culinaria nipo-brasileña tiene fama mundial y una fuerte identidad propia. Dos pueblos y dos culturas que han sabido fusionar sabores, ingredientes, colores y texturas creando una gastronomía muy especial.

Ikibana

Anuncios